Seguimos conociendo a nuestro cuerpo técnico de la sección de Gimnasia Rítmica

Seguimos conociendo a nuestro cuerpo técnico de la sección de Gimnasia Rítmica, y en esta ocasión hemos conversado con: Inés Rodríguez, Sheila Bareas y Judit Garcelán, para de este modo conocer un poco más de ellas y de como es su trabajo en el club.

¿Cuál es vuestra trayectoria como Gimnastas y entrenadoras?.

I.: «Empecé, en mí colegio, con 5 años, eramos un grupo que no participaba en competiciones, allí estuve dos o tres temporadas y pasé al club Sagrada Familia, que además me pillaba al lado de casa, y permanecí hasta los 19 años, en ese tiempo fue cuando empecé a participar en las competiciones. También con 19 años me saqué el título de entrenadora (hace tres años) los mismos que llevo en el club. El primero entrené en Sanchinarro, en el grupo de Escuelas, y desde la pasada campaña estoy en Valdebernado, con el grupo de Competición».

S.:»Empecé en mí pueblo, con 9 años, y de ahí pase al Club Sakoneta, que es un club del País Vasco de lo más reconocidos a nivel Nacional, en el que estuve durante 10 temporadas participando en Campeonatos de España, tanto a nivel de equipo como de conjuntos. Como entrenadora, he trabajado, en años anteriores, en los grupos de Escuelas y este es mi primera campaña con las de Competición, y también, en nuestras tres sedes, he sido la entrenadora de Ballet. Por otro lado, cuando dejé la Rítmica, como gimnasta, empecé a formarme en Danza clásica y contemporánea, hasta convertirme en bailarina profesional».

J.: «Pues cuando tenía 8 años empecé aquí en el el CDE El Valle, que por aquel entonces creo que no se competía, y de ahí pasé a la Escuela Municipal de Hortaleza, donde competí en las categorías de Escuelas, Federado e Iniciación. Ya ca con 16 años fui al Club Nicé (en Entrevías) donde hice una temporada en Nacional Base. Me retiré de la competición y este verano me saqué el título de entrenadora y llevo estos cinco meses entrenando en el club».

¿Cuánto tiempo lleváis en el club y qué evolución habéis visto en esos años?.

I.: » Pues como te decía este es mí tercer año, en cuanto a la evolución personal he ganado mucha seguridad, tengo mucha más experiencia y confianza a la hora de trabajar con las gimnastas. En cuanto al club y más en concreto a las deportistas, creo que hemos sabido compaginar muy bien la manera de trabajar, y eso lo vemos en que cada vez obtenemos mejores resultados y nuestras gimnastas son mejores».

S.:»Si la memoria no me falla esta es mi quinta temporada en el club, y la verdad que en este tiempo la evolución ha sido bastante grande, no solo al nivel de las gimnastas, también en la formación del equipo técnico. Las deportistas, cada año están logrando subir su nivel, algo que viene favorecido por la gran cantera del club, que cada año somos más y que además vienen pisando fuerte. Otro cambio importante, y en esto incluyo a las familias, es en la mentalidad, hemos alcanzado un altísimo nivel de compromiso y eso nos está haciendo crecer muchísimo».

J.: «Pues al llevar solo cinco meses no se decirte que evolución ha tenido el club, lo que si te puedo comentar es que me el nivel que estoy viendo es muy alto y creo que el equipo tiene potencial para seguir creciendo. Te puedo comentar que la que está evolucionando soy yo y en gran parte por la enorme ayuda que tengo de todas mis compañeras. Y en el caso de las deportistas, en este breve tiempo también veo como mejoran y avanzan en su gimnasia»

¿Con qué grupos trabajáis?.

I.: «Trabajo con el grupo de Competición, en mí caso me encargo de montar al conjunto Alevín, a Elsa (Benjamín) Ainara (Alevín) y tres Infantiles, Inés, Sara y Ainara. Como es un grupo grande nos la distribuimos las entrenadoras, pero eso no quita que colaboremos y trabajemos con todas. Tenemos nuestro grupo específico pero como buen equipo que somos trabajamos en conjunto y en plena colaboración».

S.:» Pues este año estoy en la sede de Las Tablas con el grupo de Competición y el de Escuela, y dentro de este último, estoy trabajando con el grupo de Precompetición Alevín. Uno de mis principales cometidos es la preparación de las coreografías, en las que busco originalidad e innovación».

J.; «Pues durante la semana estoy con el grupo de Competición y los viernes también con las de Precomeptición. En el de Competición estoy trabajando con el grupo de Alevines, es con el que monté el ejercicio y con el que más tiempo paso, pero eso no quita para estar pendiente de todas las chicas y colaborar todas juntas en las necesidades que van surgiendo».

¿Cómo os definiríais como entrenadoras?.

I.: «Aunque suene a tópico, me considero una entrenadora exigente y sobre todo trato de poner en valor el esfuerzo de las deportistas, no miro tanto el resultado como el esfuerzo y trabajo que hay detrás, eso, para mí, es lo más importante. Tengo claro que una competición no demuestra el trabajo realizado, a veces saldrá bien y otras mal. pero si hay una buena base y un buen trabajo eso es lo que va a perdurar y lo que hará mejorar a las gimnastas. También creo que inspiro confianza a las chicas, y que ven en mí alguien con la que pueden contar para contarme cualquier cosa, ya sea del deporte o personal».

S.:»Soy bastante exigente y reconozco que grito demasiado, desde el cariño siempre (risas). En definitiva tenemos que compaginar la exigencia con el cariño. También trato de buscar siempre la corrección a nivel corporal, viniendo de la danza, es algo muy importante, es fundamental hacerle ver a las gimnasta cuando comenten un error, explicarles los motivos y por supuesto como corregirlo, en definitiva hacerles ver su conciencia corporal».

J.: «Bueno creo que como todas las que estamos aquí, somos entrenadoras exigentes, que buscamos sacar lo mejor del equipo, pero para ello no basta con la exigencia, también hay que dar cariño y apoyo a todas las deportistas, ponerte de su lado y entenderlas para de este modo optimizar el trabajo. En definitiva buscar el equilibrio creo que es la mejor manera de sacar el máximo rendimiento de las gimnastas».

¿Cuáles son vuestros conceptos básicos a la hora de trabajar?.

I.: » Lo primero el esfuerzo y el trabajo, que es lo que hemos hablado antes. Otra cosa importante es la confianza y el concepto de superación de sí mismo. Creo que este deporte es eso, una superación constante, compites contra ti misma. Lo importante es hacer bien el trabajo y darlo todo, independientemente del resultado que obtengas en la competición. Y por último el compañerismos, esto es un deporte que aunque en muchos casos trabajas de manera individual, entrenamos en grupo y es fundamental tener un buen ambiente y valores de equipo».

S.:»Esfuerzo, constancia y disciplina. Siempre teniendo en cuenta que no dejan de ser niñas y niños, pero para mí esos tres conceptos son pilares básicos, para este deporte y para la vida en general, y son los que trato de inculcarles. Después, por supuesto, trabajamos con mucho más valores, como puede ser la deportividad, la humildad y la confianza en si mismas».

J.:»Es más importante la actitud que la aptitud, para mí es fundamental que mis gimnastas estén motivadas y tengan ganas de aprender y mejorar. Si logramos eso tendremos un gran camino recorrido y estoy segura que con ese esfuerzo las chicas evolucionarán muy rápido y que los resultados vendrán por si solos».

¿Cuáles son vuestros mejores recuerdo en el club?.

I.:»Tengo varios pero te diré dos. Por un lado el año pasado llevábamos un conjunto de Aros que iban atacadísimas, hacían un gran trabajo pero no terminaba de dar frutos, y por fin, en el último triangular lograron hacer un gran ejercicio y subir al pódium,  fue una gran alegría, ya que se lo merecían mucho. Y el otro es reciente, hace unas semanas llegué tarde al entreno ya que fui a por los maillots, pillé atasco no encontraba el sitio de recogida, y entré al polideportivo agobiada y enfadada, pero nada más pisar el tapiz vinieron todas las niñas preocupadas por si me había pasado algo, y ese gesto me devolvió la alegría al momento».

S.:»No señalaría un recuerdo concreto, más bien me quedo con los pequeños momentos, como por ejemplo cuando a una gimnastas le sale por fin algo que no lograba hacer y te ponen esa cara de felicidad por haberlo logrado. Digamos que esas pequeñas superaciones, son los mejores recuerdo que te puedes llevar».

J.:»Pues con el club, llevo poco tiempo y de momento me quedo con el trabajo del día a día y ver como vamos en el buen camino. A nivel personal, de mis años de gimnasta, tengo un gran recuerdo del Euskalgym, que es una competición muy bonita que se hace en Vitoria. Espero, a partir de esta temporada, añadir grandes momentos para el recuerdo aquí en el club».

Y para finalizar, ¿cómo es el proceso de creación de un ejercicio, aparatos, música….?.

I.: » Lo primero es elegir la música, que para mí es el 70% de la preparación, en un conjunto quizás es algo más sencillo, ya que puedes mezclar, pero en los individuales necesitas elegir muy bien para que música encaje perfecto con la personalidad y la forma de expresarse de la gimnasta, y que por supuesto le guste, para que la pueda disfrutar mucho más. Después toca planificar en casa cuando metes los pasos de baile, cuando una dificultad, etc. Una vez que tienes todo es ensayo error, ya que cuando lo montas puedes ver si encaja o si modificas algo. A veces incluso cambias cosas justo antes de la competición, para encajar el tiempo. En definitiva, un ejercicio desde la primera vez que lo presentamos hasta el último día de la temporada, es totalmente o parcialmente distinto».

S.:»Es un proceso donde me formo un rompecabezas en la mente, me gusta innovar y mostrar cosas diferentes en mis ejercicios. Lo primero, como siempre es buscar la música acorde a la gimnasta o el conjunto y a partir de ahí estructurar el montaje, ver donde encajan mejor cada movimiento. Ese proceso implicar escuchar ,miles de veces la música para adecuar todo a la perfección. Por otro lado me gusta introducir bases de danza, hacer lo más cercano a una coreografía. Esto incluye la gesticulación, que en cada expresión las/os gimnastas trasmitan la fuerza, garra, alegría, etc, que evoca su música».

J.: «Es importante conocer a las deportistas y cuales son sus características, y con eso buscar la música que va mejor con el carácter de la gimnasta. En mí caso que trabajo con un conjunto, tenemos que añadir colaboraciones o ejercicios que sean compatibles con todas las componentes, y también buscar aspectos innovadores, que den vistosidad al ejercicio y que sorprenda».

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.