Seguimos conociendo a nuestro cuerpo técnico de la sección de Gimnasia Rítmica

Seguimos conociendo a nuestro cuerpo técnico de la sección de Gimnasia Rítmica, y en esta ocasión hemos conversado con: Raquel Benavente, Natalia Revuelta y Elena Boluda

¿Cuál es vuestra trayectoria como Gimnastas y entrenadoras?.

Raquel: “Pues desde el año 2000 hasta el 2016 fui gimnasta de serie Básica en grupos de Iniciación y Promoción, y esta temporada regresé a la competición de Iniciación, con un ejercicio de Manos Libres. Como entrenadora me saqué el título en 2014 y empecé a suplir bajas y demás, hasta que hace tres temporadas llegué a CDE El Valle”.

Natalia: “Yo soy de Vitoria, y empecé allí cuando tenía 8 años y la practiqué hasta los 16 años, a renglón seguido me saqué el titulo de entrenadora, y desde entonces no he dejado de entrenar, así que llegó gran parte de mi vida en este mundillo”.

Elena: “Empecé con 8 años en Vallecas y seguí hasta los 13 que fiché por el CDV pero me rompí la rodilla y tras operarme me recomendaron dejarlo. Y como entrenadora empecé hace 5 años en nuestra sede de Valdebernardo y los últimos 3 en Las Tablas”.

¿Cómo estáis organizando el trabajo esta temporada?.

Raquel: “Hemos dividido en dos grupos de entrenamiento, el primero están las más pequeñas y el segundo a las gimnastas más mayores. Dentro de esos grupos trabajamos, de forma individual, en pequeños subgrupos de como máximos 6 gimnastas. La preparación la estamos haciendo cara al calendario que nos han planteado tanto la Federación Madrileña como la Española. De modo que el calendario nacional está planteado para febrero y el autonómico a partir de marzo, además de los torneos amistosos que surjan”.

Natalia: “Al principio si fue complicado ya que todo era nuevo, pero con el paso del tiempo nos hemos adaptado a la situación, no entrenamos con tapiz, hemos modificado lo de las distancias, ya que en muchos elementos se necesitaban lo contactos. pero con ganas e ilusión estamos trabajando para que estas cosas se noten mucho menos”.

Elena: ·Pues estamos organizando en grupos de no más de seis cada gimnasta tiene sus cosas asignadas y traen su propia esterilla, y bueno tratamos de hacer juegos y ejercicios donde no exista el contacto respetando todas las reglas y asimilando esta etapa”

¿Cómo está influyendo tanto de manera negativa como positiva, toda esta situación que vivimos?.

Raquel: “Lo negativo, en mí caso que trabajo con gimnastas mas veteranas, muchas de ellas se plantearon dejarlo este año, ya que entre restricciones, estudios, etc se les hacía muy duro, por suerte, finalmente todas continúan y como positivo, tras todo esto, las veo más implicadas que nunca, desde el cuerpo técnico estamos tratando de motivarlas, marcando objetivos o mostrando coas nuevas para ellas como las normativas a nivel nacional, torneos amistosos online, como el nuestro propio que fue un rotundo éxito, hemos instaurado un sistema de retos y premios. En definitiva trabajar cosas nuevas y arriesgar a la espera de ver como evoluciona la situación y marcar otros objetivos”.

Natalia: “Siempre sacas cosas buenas sobre todo a valorar todo lo que tenías y lo que tienes, y claro que nos faltan muchas cosas, pero siempre tenemos que ser positivas y aprovechar todos los recursos que podemos usar para hacer nuestro trabajo y sobre todo para que las niñas sigan avanzando”.

Elena: “Lo negativo ya lo conocemos y hay que centrarse el lo positivo, yo creo que las chicas son muy conscientes de la situación y eso está haciendo ser más autodidactas y a tener un gran comportamiento. Saben que hay un bicho y respetan al 100% las medidas, en definitiva se han disciplinado”.

¿Con qué grupo trabajáis?.

Raquel: “Pues sobre todo con gimnastas de Competición, pero siempre estamos abiertas para ayudar a cualquier compañera y a cualquier gimnasta del club”.

Natalia: “Los martes y jueves trabajo con el grupo de escuelas, en la sede de Sanchinarro, esta es mi tercera temporada, empecé en Las Tablas con competición y escuelas, y desde el año pasado estoy aquí asentada”.

Elena: “Ahora mismo estoy centrada en el grupo de Escuelas”

A nivel personal ¿Qué cosas nuevas estas aprendiendo esta temporada?.

Raquel: “Lo que más estoy aprendiendo es transmitir cariño sin contacto físico. La rítmica es un deporte donde entrenadora y deportista tienen una relación muy cercana, hacemos mucho uso de abrazos, besos y claro ahora tenemos que trabajar ese cariño y ánimos, con gestos, palabras, etc.”.

Natalia: ” Bien como te decía sobre todo a sacar todo lo positivo de esta situación, crecernos ante lo adverso y nunca dejar de seguir aprendiendo”.

Elena: “Aprendiendo a ser paciente, trabajamos con niñas muy pequeñas y hay que explicarles todas las medidas bien para poder hacer un buen entrenamiento”

Objetivos para la temporada

Raquel: “Bueno que lleguen las competiciones, que es algo que no depende de nosotras y dentro de ellas lograr los mejores resultados posibles. Pero a parte de todo esto lo principal es mantener al equipo con la máxima ilusión penando mucho en a próxima temporada y evitar las lesiones, y para ello tenemos que entrenar como si cada fon de semana hubiera un torneo, no relajarnos y seguir preparando a nuestras deportistas”.

Natalia: “Pues ya en lo que nos queda por delante de temporada, prepararemos, con las medidas que correspondan, los festivales del final de temporada, y sobre todo que las niñas vengan contentas a entrenar y con mucha ilusión”.

Elena: “Pues que se olviden de la situación y que vengan aquí a disfrutar de su entrenamiento. Hacemos un calentamiento muy completo y el resto de tiempo lo hemos adaptado a juegos para que las niñas aprendan pero sobre todo que disfruten y se diviertan”.

¿Cómo os definís como entrenadoras?

Raquel: “Las constancia y el esfuerzo. Las condiciones físicas no son lo mas importante, lo fundamenta es que en el deporte aprendan a esforzarse y a comprender que pese a ello no siempre van a salir las cosas como ellas quieren, por lo que tienen que no bajar los brazos y seguir trabajando. Lo importante es el camino si no se llega a la primera meta siempre se abren otras”.

Natalia: “Creo que intento ponerme en la situación de las gimnastas para de este modo poder ayudarlas de la mejor manera, soy  una entrenadora muy disciplinada pero a su vez muy cariñosa, me encariño muy rápido con las niñas”.

Elena: “Creo que soy una entrenadora muy empática, trato de convencerlas que ellas son capaces de hacer todo los ejercicios pero tampoco las voy a forzar al algo que se que en ese momento no pueden lograr, y si trabajar para que más adelante pueda realizarlo bien. Mostrarlas que estoy aquí para ayudarlas a mejoras, pero también para escucharlas y ayudarlas en lo que necesiten.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.